Los puzzles no pasan de moda, gustan a casi todos y hay de mil formas, piezas y estilos. Desde los tradicionales 2D a los megasuper 3D.

Pero hablemos de los de los niños, que los mayores necesitamos mucho más espacio para crear los nuestros.

Para los menores de un año, lo mejores utilizar puzzles que las piezas están sujetas a un botón y los bebés lo único que tienen que hacer es poner y quitar. Paciencia, a esta edad es raro que los coloquen en su sitio, pero hacer el puzzle junto a tu bebé sirve para crear lazos entre ambos mientras él aprende.

Para los mayores de 1 año, EDUCA tiene estos puzles tan monos de animales, de dos o tres piezas, útiles para trabajar los colores y las formas.

Para los mayores de 2 años, EDUCA también tiene puzzles. Mira estos de personajes de cuentos. ¿Por qué no aprovecháis y los contáis mientras hacéis los puzzles? Adivinad el favorito de mi niña.

Y para los más aventajados, tenemos los puzzles tradicionales de toda la vida, de muuuuuuchas piezas. Bueno de tantas piezas como quieras. En casa tenemos a Blancanieves y a Mickey. A mi niña le encanta y se pasa horas poniendo piezas. Y hemos conseguido que lo haga bien con mucha paciencia, utilizábamos ratos después de comer o cuando sabíamos que ella estaba tranquila para trabajarlos. Además puedes trabajar en vocabulario ¿Dónde va esta mano? ¿Y esta flor? Lo que no se es si algún día encontraremos las piezas que les faltan… y cada día perdemos más…

En verano con tanto tiempo libre es buena época para iniciar a tu bebé en el mundo de los puzzles y en las mil destrezas que favorece.