¿Qué ha cambiado en tu vida después de ser madre?

Antes de ser madre no me preocupaba el futuro, si tenía o no trabajo, si tenía o no dinero, si mi casa tenía más o menos muebles, si limpiaba o no. Después de ser madre es la prioridad, darle un futuro, como mínimo, como el que me dieron mis padres

Antes de ser madre la cicatriz del bajo viente no existía, no tenía un vientre plano, pero no sobresalía. Después de ser madre tengo una pequeña tercera barriguita gracias a la cicatriz, no me molesta en si la marca, si no el pellizco de piel que tomaron.

Antes de ser madre iba poco al cine. Después de ser madre no voy nada. Y no es porque no tenga con quien dejar a la niña, es que para una tarde que tengo para pasar con ella, prefiero quedarme a ver como juega.

Antes de ser madre, deseaba serlo con todas mis fuerzas. Después de ser madre necesito esas fuerzas para cuidarla, criarla y educarla.

Antes de ser madre el sexo era espontáneo, cuando tenías ganas. Después de ser madre, lo sigue siendo siempre después de la pregunta ¿se ha dormido ya?. Y si tienes ganas y no se ha dormido, lo dejas para otro momento

Antes de ser madre soñaba con viajar. Después de ser madre sigo soñándolo pero sé que tendré que esperar mucho más.

Antes de ser madre creía que tenía paciencia y lo demostraba. Después de ser madre creo que me la dejé en el hospital después de la cesárea.

Antes de ser madre deseaba tener un /a hijo/a, uno cualquiera. Después de serlo no podría imaginar mi vida sin ella en concreto, sin su carita, su voz, sus ideas, sus imitaciones, su respiración al dormir, sus besos, sus abrazos, su moreno, su culito blanco veraniego, sus canciones inventadas, su pronunciación…

Aquí la tenéis , diciembre 2010, la foto es antigua pero ella sigue poniendo esas caritas.