Ya sabéis que el tiempo pasa muy rápido, y ya ha llegado de nuevo el tiempo de venidimia. El año pasado, para el 27 de septiembre (aniversario de los caperucitos) visitamos la Hacienda Señorío de Nevada, en Villamena, Granada. Un marco maravilloso, de lujo como a mi me gustan.

El lugar está rodeado de viñedos, como no podía ser menos. Puedes visitar la bodega, hacer catas de vinos, que te expliquen cómo se hacen, comer o cenar en su maravilloso restaurante una comida llena de texturas y olores muy presentes en el campo o disfrutar en verano de su maravilloso jardín y su piscina. Y como no, es un magnífico lugar para realizar una boda, ceremonia incluida. Si me volviera a casar, lo haría allí.

 

 

Lo que yo quiero contaros no son las maravillas del lugar (que cuando lo visitas ya no hacen falta más palabras) sino de la vendimia. El sábado 29 desde las 10h podremos visitar los viñedos para ver cómo se hace y participar activamente en ella. Además de poder disfrutar de una comida campera y, por supuesto, de este magnífico vino granadino. Un día para disfrutar del campo en familia, porque los más pequeños también tendrán sus atracciones. Yo no me lo pierdo.