Por partes.Con el titulo de esta entrada me refiero al regalo que nos hacemos nosotros mismos porque sabemos que nadie más nos lo va a regalar o no van a acertar. Teniendo en cuenta que ya pasó Papá Noel y que el Amigo Invisible ya te regaló lo tuyo, sólo nos quedan nuestros queridos Melchor, Gaspar y Baltasar. 

Así que analicemos porque SI hacerse un auto-regalo (aún estás a tiempo, los Reyes Magos no llegan hasta el sábado por la noche).

– Porque así pondrás cara de felicidad. Siempre puedes lanzar indirectas o decirle al espabilado de turno directamente lo que quieres.

– Porque seguro seguro seguro que aciertas, fuera incertidumbres.

– Porque la inversión es rentable. Si, lo que te regalen no lo tendrás que utilizar de sujeta libros, ni guardará polvo en un cajón, ni te pondrás a venderlo por Ebay, ni te costará un viaje a la tienda para cambiarlo por algo más mono.

Y analizando el porqué NO

– Si te gustan las sorpresas, con el auto-regalo te quedas sin ella.

– Si le pides a alguien que te compre eso que tanto quieres… igual le jodes el presupuesto, literalmente, así que ten cuidado en no jorobar a nadie.

 

Y ya que te pones, envuelvelo en papel bonito, o pídele a alguien que lo haga por ti. Ponle maravillosos washis en el envoltorio y disfruta mientras lo abres. No pienses que sabes lo que contiene, piensa en lo mucho que lo vas a disfrutar!!!!

¿Te atreves?