Inspirándome en las bonitas entrada de los Martes Deco en Desaforando, aunque lo mío no tenga mucho que ver, hoy os traigo un dormitorio para monocromos. Bueno, ya no. El verano pasado decidimos darle un tono de color y nos inspiramos en unas revistas de pintura. Lo que salió no era lo que esperábamos pero aguantaremos así un tiempecito.

dormitorio blanco y negro

Cómoda, pies de la cama y cortina

Las fotos son bastante malas, pero no hay mucho espacio y hoy está nublado. Prometo mejorarlas!!!

Vista del cabecero, cama, mesita y armario

Vista del cabecero, cama, mesita y armario

Y ahí lo tenéis. Armario en blanco, con cristal pintado en negro. Las mesitas cómoda y funda de edredón reversible son de IKEA. Me habría gustado deciros el nombre, pero no las encuentro en la web, lo más parecido a las mesitas son las BRIMNES y en cuanto a la funda del edredón tampoco está (renovarse o morir) pero podéis echar un vistazo a las que tienen. Cabecero de piel. Y el detalle de las lámparas, son táctiles y con 3 diferentes tipos de intensidad (el romántico, para ver algo y para leer) El suelo es tarima flotante en vengué instalada por marido.

Y para que os inspiréis os dejo unos cuantos dormitorios que me han encantado y que nos servirán de ayuda para “redecorar” el nuestro o imaginarnos como sería si viviéramos en una casa más grande.

Este seguro que es el ideal para marido, con poquitas cosas y un cabecero similar al que él eligió

 

Y este sería el que elegiría yo, que soy muuuuuucho mas rebuscada. por cierto, la ventana me parece ideal.