Ayer fue el día de la Felicidad, según la ONU. Eso que todos buscamos o que simplemente disfrutamos siempre que podemos.

¿Podemos estar y ser siempre felices? La realidad nos hace subir y bajar. Nuestro propio yo también hace que haya días muy felices con muy poco, y días en los que, teníendolo todo, no nos sentimos felices. Recordemos siempre el “yo soy yo y mis circunstancias”, porque lo que nos rodea nos afecta, para bien y para mal.

En está búsqueda de la felicidad, prima mucho el estado de bienestar que cada uno sienta. Lo que su propia mente, subsconciente, nos diga. Nuestras creencias de base, aquello en lo que creemos a pies juntillas desde hace muchos años, muchas veces son erróneas y poco racionales. Son esas creencias las que nos llevan a tener una serie de distorsiones cognitivas, pensamientos erróneos sobre nosotros mismos. Esos pensamientos erróneos nos dicen cosas al oido que acaban destruyendo nuestra autoestima. Al cabo de los años nos las creemos, las vemos como ciertas.

¿Podemos cambiar lo que pensamos de nosotros mismos? En el video que os dejo a continuación, Elsa Punset afirma que sólo el que se acepta a sí mismo como es puede cambiar. Yo estoy dispuesta a hacerlo. A cambiar aquello que me hace sentir mal conmigo misma. Primero tengo que aceptar mis propios cambios de humor, mis cambios de emociones, mi alto sentido de la responsabilidad por todo lo que ocurre a mi alrededor… tantas cosas. En este vídeo (pinchad en el enlace y os lleva al apartado de la mirada de Elsa, auto-aceptación), aunque en Redes hablaban sobre las adicciones, podréis ver unos consejos sencillos para auto-aceptarnos. A mi me ha dado que pensar…