Hacía tiempo que tenía en mente utilizar un palet en la terraza. En Pinterest tenéis mil ideas y no hacían más que aparecerme fotos de como utilizarlos.

Causalidad o casualidad me encontré un palet de unas dimensiones más pequeñas de lo usual. Era perfecto para mi terraza. Necesitaba un colchón de goma espuma para que fuera el asiento y de nuevo teníamos uno justo de esas medidas. Si esto no era una señal que venga Dios y lo vea.

En vacaciones, a la vuelta de nuestro paseo manchego, mi niña y yo nos dedicamos a pintarlo. ¡Le encantó!. Lo que más me ha gustado hacer ha sido la funda del cojín. Son unos vaqueros de mi Far Away Southampton friend (Do you remember when you gave me?) Estoy muy orgullosa de mi misma porque la he hecho yo solita (la maquina de coser y yo nos estamos haciendo amigas)

Y mi niña no ha podido más que añadirle sus amigos. Su “Diana” de Chiribambola y otros muñequitos. (confesión: el oso grande me sirve de cojín).

rincon terraza palet reciclado

Yo querría tener una biblioteca como ésta con vistas a un jardín (si es al mar, mejor), pero mientras me toca la lotería o no, tengo mi mini-espacio.

“Si tienes un jardín y una biblioteca, tienes todo lo que necesitas”