You are currently browsing the category archive for the ‘Menú semanal’ category.

Si chicas, tengo que decir que me gusta cocinar, siempre y cuando tenga ganas… que cocinar sin ganas es sinónimo de que la comida salga para tirarla… por lo menos en mi caso. Y como últimamente estoy un poco cansada de lo mismo, estuve investigando la manera de hacer un risotto, de esos tan ricos que nos comemos en los restaurantes italianos (por lo menos parecido). Por cierto he de decir que a mi niña le encanta.

Así que os dejo la receta del risotto con champiñones. Investigaré para hacer risotto de otros sabores y os cuento.

Que necesitáis para 4 personas:

Un vaso de arroz

200 gramos de champiñones frescos (unos 8-10 champiñones)

1 cebolla

1 ajo

2 vasos de caldo de pollo

4 cucharadas de queso rallado (si ralláis el que tenéis en casa, perfecto)

2 cucharadas de vino blanco o coñac

aceite

Los pasos a seguir (tardaréis unos 40 minutos)

Lo primero, aceite en nuestra cacerola para sofreir los champiñones y la cebolla (cortada muy pequeñita) durante unos 8 minutos, que haga un caldito. Una vez dorado, añadimos el ajo (cortado muy pequeñito) y el arroz, dejándolo al fuego unos 4 minutos removiendo para que no se pegue.

Después añadimos el caldo y el vino, llevándolo a ebullición. Añadid el caldo poco a poco para ir viendo la cremosidad, según vaya el caldo desapareciendo añadís otro poquito.

Una vez que está hecho, añadid el queso y removed. Dejadlo reposar unos minutos antes de servir…

… et voilá! un rico risotto de champiñones.

Para chuparse los dedos

¡Qué aproveche!

 

Que no, que no es que vayamos a cenar rápido, que cada uno cenará a su ritmo, lo que quiero decir es que hay mil formas de preparar una cena rápida. Hoy os propongo unas tostadas de atún con mahonesa aunque las podéis rellenar de lo que queráis, nosotros esta noche las haremos de atún con tomate y unas aceitunitas.

Lo primero, el pan puede ser el que tu elijas. Nosotros usamos unos de multicereales que viene ya en rebanadas. Para estas cenas utilizamos los más grandes.

En un bol prepara lo que necesites ponerle a la tostada. En la foto tenéis las de la semana pasada, atún con mahonesa. Y la decoración, un corazoncito, bastante rústico por cierto, de ketchup.

Tuesta el pan, añade el relleno, decora, et voilà!!! aquí tienes tus tostadas personalizadas.

¿Qué tal si le ponemos un poco de lechuga, tomate natural en rodajas y unos espárragos? ¡¡¡¡ No hay cena más natrual !!!!

Hoy sólo os quiero enseñar un par de fotos de mis minivacaciones alicantinas. Y es que cuando voy a casa de los suegros me tratan como una reina y como (y bebo) lo que me apetece. Además de ir a la playa, dormir lo que quiero, leer lo que me sale del moño y desconectar del mundanal ruido (e internet, ventajas de no tener un móvil con conexión).

Ahí va el primero. Un arroz caldoso con gambas. mmmmmmmm Delicious! que dice Dora Exploradora. Y no os puedo poner la receta, lo siento, no he aprendido a hacerlo, el experto: mi marido. Además regamos este maravilloso arroz con vino de la tierra, un Marina Alta de Bodegas Bocopa, el que anuncia Pepe Domingo Castaño ahora en la Cope. Las bodegas se pueden visitar, además puedes hacer un poquito de enoturismo (si no te gusta el vino, ni olerlo…, olvídate). Por unos 7€ te enseñan la bodega y además una cata de 3 vinos diferentes. En septiembre quiero hacerlo, así que ya os contaré. Por cierto, la foto sale borrosa, y eso que no me había tomado todavía el vino!!!!!!!!!!!!!!!

El segundo: Ensalada de queso, mango y miel de caña. Muy de la Costa Tropical, que para el que no lo sepa es la costa granaína.¿No os he hablao nunca de ella? Bueno, un post que tengo pendiente. Pero a lo que iba. Esta receta si que os la puedo dar, porque es facilísima y además la hago siempre que puedo. Para dos personas utilizo dos mangos medianos, que estén maduros. Queso de cabra, utilizo uno que venden en Mercadona, que ya viene cortado en dos rodajas grandes, así que uso las dos. Para acentuar más el sabor queso rallado y miel de caña. Podéis hacer la ensalada individual o para el centro. Además sirve como plato único. Si después vais a poner algún que otro plato, utilizad la mitad de los ingredientes. El orden: primero el queso, luego las rodajas de mango por encima, el queso rallado y finalmente el toque de miel de caña. Y para acompañar, una cervecita, siendo de Granada no podíamos poner otra que no fuera Alhambra.

¡Y a chuparse los dedos!

Creo que es la pregunta del millón:

¿Qué comemos hoy?

 Si ya tenéis superada esa pregunta: ENHORABUENA. Yo no. Esto quiere decir que ya antes de acostarme estoy pensando: ¿Y mañana que hago de comer? Cómo si no tuviera otras mil millones de cosas en las que pensar…

Así que cada semana os iré poniendo las comidas que hacemos, con su receta correspondiente por si os animáis. Hoy toca:

Arroz con habichuelas (es lo que tiene casarse con un alicantino, que comemos más arroz que otra cosa…)

Necesitaremos para 2 personas:

– Aceite.

– 2 o  3 ajos cortados en laminas. Depende del tamaño, tendréis que ir haciendo pruebas.

– 4 trozos de coliflor medianos. Nosotros usamos de las congeladas. No os preocupéis si no os gusta la coliflor (era mi caso), se queda tan blandita que desaparece cuando lo mezclas todo en tu plato y favorece el espesor.

– Una pastilla de caldo vegetal.

– Un vaso y medio de agua.

– Colorante.

– Medio bote (250g) de Alubias ya cocidas. Yo compro los botes de medio kilo, gasto la mitad y a la otra semana la otra mitad. Si lo dejas en el frigo bien cerradito no tendrás problemas.

– Medio vaso de arroz.

Y ahora os explico como lo hago (según me enseñó mi marido).

Primero pongo en la cazuela pequeña una base de aceite, cuando está caliente pongo los ajos para que se doren. Al poco pongo la coliflor para que también se dore y le bajo el calor a una temperatura baja – si la coliflor es congelada, previamente la descongelo en el microondas o la dejo que se descongele a temperatura ambiente por la mañana.  Una vez que veáis que toman color, ponéis en el microondas un vaso de agua y la pastilla de caldo vegetal para que se diluya. Retirais la cazuela del fuego (sobre todo para que no os queméis al poner el agua) y echáis el agua con la pastilla (yo añado medio vaso más porque me gusta que quede caldoso). Añadís el colorante y las alubias. Subís el calor para que hierva y removéis. Cuando hierva, se añade el arroz y se baja el fuego al 3. En 20 minutos estará listo.

Una pequeña variante, si tengo tiempo, le añado una patata cortada en gajos antes de poner el arroz.

Hay que vigilarlo y removerlo un poquito de vez en cuando para que no se pegue y controlar que no necesite más agua.

Bon appétit!

Follow caperucitarojayunomas on WordPress.com

craft lovers

Te aviso cuando publique algo nuevo

Soy de la familia Madresfera!
A %d blogueros les gusta esto: